11 Las personas sensatas no pierden los estribos;
se ganan el respeto pasando por alto las ofensas.