31 ¡Qué feliz me puse con el mundo que él creó;
cuánto me alegré con la familia humana!