11 Después el agua volvió y cubrió a sus enemigos;
ninguno de ellos sobrevivió.