12 Entonces el pueblo creyó las promesas del Señor
y le cantó alabanzas.