29 Calmó la tormenta hasta convertirla en un susurro
y aquietó las olas.