155 Los perversos están lejos de ser rescatados,
porque no se interesan en tus decretos.