157 Muchos me persiguen y me molestan,
sin embargo, no me he desviado de tus leyes.