17 Pues rechazan mi disciplina
y tratan mis palabras como basura.