69 Allí construyó su santuario tan alto como los cielos,
tan sólido y perdurable como la tierra.