2 A los niños y a los bebés les has enseñado
a hablar de tu fuerza,
así silencias a tus enemigos
y a todos los que se te oponen.