2 Es bueno proclamar por la mañana tu amor inagotable
y por la noche tu fidelidad,