4 Todo el que comete pecado quebranta la ley; de hecho, el pecado es transgresión de la ley.