2 y yo te he construido un excelso templo, un lugar donde habites para siempre».