28 Absalón vivió en Jerusalén durante dos años sin presentarse ante el rey.