10 Entonces sabrán que yo, el SEÑOR, no los amenacé en vano con estas calamidades’”.