16 y fue a sentarse sola a cierta distancia,a pues pensaba: «No quiero ver morir al niño». En cuanto ella se sentó, comenzó a llorar desconsoladamente.