18 Levántate y tómalo de la mano, que yo haré de él una gran nación».