22 Cuando los camellos terminaron de beber, el criado tomó un anillo de oro que pesaba seis gramos, y se lo puso a la joven en la nariz;a también le colocó en los brazos dos pulseras de oro que pesaban más de cien gramos,b y le preguntó: