15 y al lugar donde Dios le había hablado lo llamó Betel.a