6 Además, al introducir a su Primogénito en el mundo, Dios dice:«Que lo adoren todos los ángeles de Dios».a