8 Pero con respecto al Hijo dice:«Tu trono, oh Dios, permanece por los siglos de los siglos,y el cetro de tu reino es un cetro de justicia.