3 En tal reposo entramos los que somos creyentes, conforme Dios ha dicho:«Así que, en mi enojo, hice este juramento:“Jamás entrarán en mi reposo”».aEs cierto que su trabajo quedó terminado con la creación del mundo,