25 «¿Con quién, entonces, me compararán ustedes?¿Quién es igual a mí?», dice el Santo.