27 Yo mando que se seque lo profundo del mar,y ordeno que se sequen sus corrientes.