23 Cuando el malvado se haya llenado el vientre,Dios dará rienda suelta a su enojo contra él,y descargará sobre él sus golpes.