10 Él, en cambio, conoce mis caminos;si me pusiera a prueba, saldría yo puro como el oro.