8 Las lluvias de las montañas los empapan;no teniendo más abrigo, se arriman a las peñas.