31 ¿Quién bajo mi techo no sació su hambrecon los manjares de mi mesa?