32 Jamás mis puertas se cerraron al viajero;jamás un extraño pasó la noche en la calle.