25 Las palabras justas no ofenden,¡pero los argumentos de ustedes no prueban nada!