47 Cuando Jesús vio que Natanael se le acercaba, comentó:—Aquí tienen a un verdadero israelita, en quien no hay falsedad.