60 su madre se opuso.—¡No! —dijo ella—. Tiene que llamarse Juan.