16 pero no lo reconocieron, pues sus ojos estaban velados.