26 ¿Acaso no tenía que sufrir el Cristo estas cosas antes de entrar en su gloria?