49 Los otros invitados comenzaron a decir entre sí: «¿Quién es este, que hasta perdona pecados?»