50 Al oír esto, Jesús le dijo a Jairo:—No tengas miedo; cree nada más, y ella será sanada.