30 »El que no está de mi parte, está contra mí; y el que conmigo no recoge, esparce.