15 Con paciencia se convence al gobernante.¡La lengua amable quebranta hasta los huesos!