4 Recurran al SEÑOR y a su fuerza;busquen siempre su rostro.