6 El SEÑOR está conmigo, y no tengo miedo;¿qué me puede hacer un simple mortal?