3 Sobre la espalda me pasaron el arado,abriéndome en ella profundosa surcos.