25 No permitas que piensen: «¡Así queríamos verlo!»No permitas que digan: «Nos lo hemos tragado vivo».