18 Y he aquí ahora Adonía reina: y tú, mi señor rey, ahora no lo supiste.