16 Y como los mensajeros entraron, he aquĆ­ la estatua estaba en la cama, y una almohada de pelos de cabra por cabecera.