39 Empero ninguna cosa entendió el muchacho: solamente Jonathán y David entendían el negocio.