7 Y como él miró atrás, vióme y llamóme; y yo dije: Heme aquí.