48 El Dios que me ha vengado, Y sujeta los pueblos debajo de mí: