17 Y digas en tu corazón: Mi poder y la fortaleza de mi mano me han traído esta riqueza.