2 Y alabé yo los finados que ya murieron, más que los vivientes que hasta ahora están vivos.