31 Y lo ha henchido de espĂ­ritu de Dios, en sabidurĂ­a, en inteligencia, y en ciencia, y en todo artificio,